La música también nos ayuda a ser felices

¿Eres de los que disfruta escuchando música? 

Uno de los grandes objetivos que tenemos en nuestra vida es el de ser felices. Hay personas que consiguen este sentimiento con un trabajo, siendo ricos, consiguiendo una pareja estable o ayudando a los demás.

Sin embargo, existe una forma de “estimular la glándula de la felicidad” de una manera muy sencilla. En esta ocasión, nos referimos a la música. Es algo que podemos disfrutar en cualquier momento y lugar, mucho más gracias a la tecnología, que nos permite llevarla siempre con nosotros allá donde vayamos.

1. Lo que la música nos puede aportar

Esta forma de felicidad es como una especie de droga sana con la que muchas personas no pueden vivir. Desde que se levantan hasta que se acuestan necesitan estar escuchando música de vez en cuando, ya que es una forma darse ánimos.

¿Y cómo es posible esto? Pues básicamente, cuando escuchamos una canción que es de nuestro agrado, nuestro cerebro libera lo que se llama como “dopamina”. Esta es otras de las glándulas de la felicidad y que se consigue también cuando comemos algo rico o realizamos una actividad que nos haga muy felices.

2. Escuchar música nos ayudar a concentrarnos

¡Así como lo lees! No importa del género que sea, mientras estemos escuchando una canción que sea de nuestro agrado nuestra concentración aumentará.

Por esta razón, no estaría de más que de vez en cuando escuchemos música mientras estemos trabajando, ya que seguro que al final conseguiremos un rendimiento mucho mayor. Y, además, nos ayuda a no distraernos con agentes externos que lo único que hacen es que perdamos tiempo.

3. También puede ser beneficioso para la salud

Seguro que muchos de nosotros hemos andado por la calle mientras escuchábamos nuestra canción favorita a todo volumen. Y es que muchas veces algo tan simple como tararear una canción nos da una sensación de satisfacción. Pues este es uno de los grandes beneficios de escuchar música.

Y es que gracias a esas canciones que nos gustan ganaremos en autoestima y puede incluso suplir nuestras necesidades afectivas. Prueba esto, escoge una canción realmente épica cuando estés desanimado y veras como, en un momento instantáneo te sentirás mucho mejor.

4. La música “calma la ira”

Muchos psicólogos recurren a lo que se llama la musicoterapia en sus sesiones.

La musicoterapia consiste en usar todo tipo de sonidos para mejorar las habilidades físicas, cognitivas, socio-emocionales y espirituales de los pacientes con resultados completamente satisfactorios.

El éxito de la musicoterapia ha sido tal, que incluso ya se puede estudiar como complemento a la medicina. Hoy en día nadie duda de la enorme utilidad que la música tiene en terapias para muchos tipos de pacientes con diferentes problemas.

¿A que la música ofrece todo tipo de beneficios que desconocias? Por ello, te recomendamos que cuando tengas un mal día, enciendas tus bocinas, abras la carpeta de música y hagas una lista de reproducción con tus canciones favoritas. Seguro que, tras escucharla, verás el mundo de una forma mucho más divertida y calmada.

Artículo anterior Guía para superar el impacto emocional del coronavirus
Artículo siguiente ¿Soltero-a pero feliz? 7 Películas que te harán sentir orgulloso de tu soltería.